Información general

¿Buscando la felicidad? Una llamada a los no-musulmanes

¿Buscando la felicidad? Una llamada a los no-musulmanes

Por el Sheij Saleh as-Sindi (Que Allah lo preserve)

Profesor de la universidad islámica de Madinah, Arabia Saudita

Traducido del árabe al inglés por Abu Abdul Waahid Nadir Ahmad

Traducido del inglés al español por Abu Uthman Hernán Al Ekuadoree

Revisado por Wendy Diaz

Para continuar: la felicidad es un objetivo común para cual todos se esfuerzan en alcanzar. Filósofos, intelectuales, doctores, y artistas igual, todos están en búsqueda de lo que lleva a la felicidad y la manera de escapar la ansiedad.

La realidad es, sin embargo, que las soluciones que se presentan solo logran traer una parte de la felicidad o una felicidad imaginaria. Son más o menos como las drogas que se consumen para sentir un alivio temporal, pero cuando el efecto se acaba, la ansiedad regresa dos veces más fuerte.

Este folleto en frente de ti, te invita a la felicidad absoluta y completa y te llevará de la mano al éxito verdadero. Antes de que comiences (a leer), me gustaría tomar un momento y tratar de abrir tu corazón y mente a este concepto (de la felicidad). El individuo inteligente busca la verdad y acepta la verdad y no le importa donde se encuentre.

La realidad que no se puede negar es que la felicidad permanente no se puede lograr sino por la creencia en Dios y siguiendo Sus órdenes (guía, mandamientos). Como Él fue el que creó a la humanidad, entonces significa que Él sabe lo que les complace y beneficia y lo que los entristece y lo que les hace daño. Varios filósofos han admitido que las personas religiosas llevan vidas contentas y sin preocupaciones. Así que si creer en Dios le lleva a una persona a la felicidad absoluta y completa, entonces ¿cómo podemos lograrlo?

Existen cantidades de religiones y una variedad de credos y quienes los analicen se darán cuenta que difieren en cuestiones esenciales por lo que es imposible que todas sean correctas. Entonces, ¿Cuál es la religión correcta, y cuál es el credo correcto, con el que Dios está complacido y nos obliga a creer? ¿Cuál de estos credos nos garantiza la felicidad en esta vida y en la vida después de la muerte?

Antes de que enfrente estas preguntas, debemos primero establecer una base correcta que luego usaremos para dirigirnos a la religión y al credo correcto:

Cualquier individuo inteligente estará de acuerdo en que el ser criado en una cierta religión, o en una sociedad particular, y con padres que se adhieren a esa religión, no exige que sea correcta. (Esto es cierto) Mientras no haya otras evidencias sustanciales para demostrar y convencer a lo contrario. Dado que es la inteligencia que nos distingue de los animales, debemos aplicar nuestra inteligencia mientras estudiamos un tema tan grave e importante como este.

Un viaje corto en el mundo de las religiones y cambiando a través de los credos diversos es método bueno para alcanzar a la conclusión deseada. Con el fin de ahorrar tiempo y esfuerzo, yo diré con plena convicción y confianza, que no importa cuánto investigues este tema, tú llegaras a una realidad, que la religión verdadera y correcta es el Islam, y en esta religión se encuentra la felicidad verdadera (y completa).

Antes de que refutes esta declaración y pares de leer, por favor ten en cuenta que completando el resto (de este folleto) no te hará ningún daño, y posiblemente puede beneficiarte. Tu eres un ser inteligente, y es con la inteligencia que se distinguen las cosas, y tu puedes distinguir la verdad de la falsedad.

¿Por qué el Islam?

Es una pregunta importante indicando que la persona preguntando tiene una mente e intelecto sano, para responder yo digo:

El Islam es una religión que incluye una serie de características que no existen en otras religiones y contiene evidencias sustanciales que establecen que es la religión verdadera enviada por Dios. Se puede validar la autenticidad de esta declaración por medio de reflexión calmada y profunda sobre lo siguiente:

El Islam tiene muchos méritos y características y se nos hace imposible explicar todas, pero, yo presentare algunas que se pueden resumir con lo siguiente:

Entre los grandes méritos del Islam es que cumple con los aspectos espirituales del ser humano y permite a quienes lo adopten tener una conexión continua con Dios. Esto hace posible poder estar en paz espiritualmente. Protege del caos, de estar perdido, y de estar espiritualmente ansioso o inestable.

Otro de los méritos del Islam es que nunca está en contradicción con el intelecto. Todas las legislaciones islámicas y sus veredictos pueden ser reconocidos intelectualmente, y nunca pueden contradecir la inteligencia. Cuando una persona acepta el Islam y se le pregunta por qué lo hizo, él responde:

"El Islam nunca me ordeno a hacer algo que después deseaba (o prefería) no hacer, y nunca me prohibió hacer algo que después deseaba (o prefería) hacer."

Es difícil aceptar muchos de los principios que están presentes en otras religiones, principios que causan confusión, llevando a la persona a pensar mucho sobre los aspectos esenciales de otras religiones. Por otro lado, encontramos que el Islam respeta a la inteligencia, y prohíbe la ignorancia y condena la obediencia ciega (es decir la obediencia sin conocimiento o el seguir por seguir sin conocimiento o entendimiento).

El Islam une a ambos, la vida religiosa y la mundana, y da atención a lo espiritual y a lo físico. Practicando el Islam no significa que uno tiene que estar aislado siguiendo un comportamiento específico. No prohíbe participar en las cosas buenas de la vida. Al contrario, un musulmán puede ser religioso y también tener una vida normal y participar en las cosas que ofrece la vida, permitiéndole que alcance posiciones altas y lograr alcanzar éxitos mayores. Entre los méritos del Islam está que es una religión completa y comprensiva. Cada aspecto de la vida de una persona se rige por el Islam. No hay ningún problema excepto que se encuentra una solución en el Islam que lo hace posible aceptar y practicar en cada periodo de tiempo o lugar. ¿Cómo no será esto el caso? Es una religión bien organizada, que tiene sus reglas y reglamentos para cada aspecto de la vida, empezando con las reglas de jurisprudencia y mediación, y continuando con las reglas del comercio (que incluye la compra, venta, y el intercambio), reglas sobre las relaciones sociales y matrimoniales, y terminando con las normas acerca de como se saluda, la manera de caminar, igualmente las normas de cómo una persona se debe comportar en asuntos personales como el dormir, comer, y la vestimenta. Todas estas normas se tratan en detalle, causando que la mente pause en maravilla. Se debe saber que el Islam hasta da instrucción sobre como ponerse y quitarse los zapatos, y anima a la gente utilizar la mano derecha cuando come, bebe, dando la mando, y hasta cuando damos y recibimos artículos. Y en cuanto a los asuntos detestables, por ejemplo el uso del baño, entonces se usa la mano izquierda.

Cuando es hora de dormir, el Islam tiene instrucciones maravillosas en relación al dormir y al despertar. Cuando dos musulmanes se encuentran, el Islam rige como se deben saludar; el conductor debe iniciar el saludo con el peatón, los jóvenes deben iniciar el saludo con los mayores, y un grupo pequeño debe iniciar el saludo con un grupo más grande. Esto es solo algunos de los reglamentos comprensivos del Islam para los aspectos de la vida.

Entre los méritos del Islam es que establece el bien para la humanidad en todas sus normas y protege del mal, y es la humanidad misma que se beneficia de estas normas. Cuando el Islam prohíbe el alcohol o las drogas, por ejemplo, es solamente por el daño grave que tiene sobre la mente y la salud del individuo. Tú puedes ver el estado de un hombre borracho, ya no es humano excepto en apariencia. Una gran cantidad de asesinatos, disputas, accidentes de tráfico, y violaciones sexuales no pasarían si no fuera por el consumo de estos productos que alteran la mente.

El Islam prohíbe relaciones sexuales fuera del matrimonio para que la humanidad evite enfermedades destructivas como el SIDA y las demás, y para qué sociedades puedan ser libres de malos modales y evitar la existencia de generaciones bastardas, en las cuales niños son privados del amor de la madre y la cultivación del padre, una generación que puede resultar ser problemática para la sociedad.

El Islam le prohíbe a las mujeres mostrar sus cuerpos en público o en la presencia de hombres extraños, esto es debido a que el Islam considera a las mujeres como seres estimados, perlas valiosas, y no mercadería barata para ser mostrada ante la mirada de todos. (El Islam) Lo hace para proteger a las mujeres de los lobos de la humanidad que solo se preocupan (y les importa) satisfacer sus deseos aunque sea a costa del honor, nobleza, estado, y la pureza de las mujeres. Por otro lado, el Islam permite toda clase de bebidas beneficiosas e inofensivas. Permite a las parejas casadas disfrutar de relaciones sexuales dentro de un hogar feliz.

En conclusión, el Islam no limita la libertad. Solo lo regula para el beneficio de la humanidad y la sociedad en que vivimos.

Un aspecto radiante del Islam es que da gran atención a los modales elogiables y le prohíbe a la humanidad la opresión, transgresión, y malos modales. El Islam es una religión de unidad y misericordia. (El Islam) Regula la relación de un individuo con sus padres, parientes, vecinos, amigos, y toda la gente. (El Islam) Siembra los mejor modales en aquel que cree en él y evita que lleve un estilo de vida egoísta. Le exige a que ayude a los demás, a tomar otros en consideración como a los pobres, a los huérfanos, a los ancianos, y a las viudas. Todos ellos tienen derechos en el Islam que no deben tomarse a la ligera por los musulmanes. Los musulmanes no deben sentir que les están concediendo favores a los demás cuando dándoles sus derechos es más bien una obligación. Es considerado un pecado en el Islam irse a dormir con el estomago lleno sabiendo que su vecino está con hambre.

El Islam prohíbe incluso a que dos personas se susurren en la presencia de un tercero, teniendo en cuenta sus sentimientos. El Islam va aún más lejos obligándonos a tratar a los animales con cariño y prohibiéndonos lastimarlos. De los reglamentos del Islam en estas cuestiones es que se prohíbe el sacrificio de un animal mientras otros animales están mirando, o afilar un cuchillo mientras el animal está mirando, para no matarlo dos veces (es decir para no asustarlo y causarle trauma antes del sacrificio).

La honestidad, la fiabilidad, la valentía, la generosidad, la humildad, y el respetar y cumplir las promesas son todos modales y gestos que el Islam exige, además de visitar a los enfermos, asistir a funerales, siendo obedientes y respetuosos a los padres, visitando a los parientes y a los vecinos, y ayudando a los demás.

Por otro lado, el Islam totalmente prohíbe la opresión, la mentira, la vanidad, los celos, la burla, el insulto, o el engaño y la traición hacia los demás. No es permisible en el Islam que alguien hable mal de otra persona en su ausencia, incluso aunque lo que se diga sea verdad. (El Islam) Exige a la gente que tome un camino balanceado con relación al gastar el dinero, ni ser derrochadores o tacaños.

Durante momentos cuando muchas sociedades protestan sobre la frialdad, el materialismo, la vanidad, y lo demás, encontramos que el Islam tiene las soluciones para todos estos problemas. Si lo que ha precedido te ha dado una introducción básica al Islam y algunos de sus méritos, entonces sería apropiado mencionar aquí que el Islam es una religión clara que es fácil de entender, es una religión que tiene sus puertas abiertas y no se cierran para aquella persona que desea que permanezcan abiertas.

Dado que la comprensión de todos los reglamentos del Islam con un artículo breve como esté es imposible, debemos por lo menos aclarar y exponer sobre las normas más importantes para aquellos que desean aprender.

Todos los reglamentos y las enseñanzas del Islam son importantes, pero hay algunas que son más importantes que otras, y son los seis artículos de la fe que se deben creer, y los cinco pilares que se deben practicar.

Los seis artículos que se deben creer son:

El creer en Allah (Dios) solamente, sin asociarle compañeros en adoración:

Esto se cumple por medio de creer que Allah sólo es el Creador de este universo y todo lo que existe dentro de él, y que Él es el único que dispone de los asuntos como mejor le parezca. Dado que este es el caso, por lo tanto la adoración (completa) debe ser ofrecida a Él solamente. La adoración significa realizar las normas del Islam e implementar la legislación del Islam mientras creer que todas las otras religiones son falsas.

El creer en los Ángeles:

Los Ángeles fueron creados por Allah pero no los podemos ver. Ellos adoran a Allah y nunca lo desobedecen. Allah les ordena que lleven a cabo muchos de los asuntos del universo. El ángel Gabriel, por ejemplo, que la paz de Allah esté con él, les comunica la revelación de Allah a los mensajeros. Otro (ángel) es Mikail, que la paz de Allah esté con él. Él está a cargo de los asunto de la lluvia. Entre los Ángeles también hay algunos que están encargados de escribir las obras de la humanidad, las obras de las que tendrán que rendir cuentas en el Día de la Resurrección. Es esencial creer que estos Ángeles sólo actúan por la orden de Allah y sólo hacen lo que Él quiere.

El creer en los libros revelados:

Esto se cumple por creer que Allah les reveló libros a Sus siervos conteniendo Sus palabras. Son libros que contienen la receta para la felicidad de la humanidad, aclarando todo lo que le complace a Allah y todo lo que le disgusta. El ángel que esta encargado de comunicar la revelación a los profetas es Gabriel, que la paz de Allah esté con él, el mejor de todos los Ángeles. Y luego el profeta comparte la revelación con el resto de la humanidad.

Allah ha revelado muchos libros, entre ellos están: el Tora que fue enviado a Moisés, que la paz de Allah esté con él, el Zabur (los salmos) que fue revelado a David, que la paz de Allah esté con él, y la Biblia que fue enviada a Jesús, que la paz de Allah esté con él, y el Corán que fue revelado a Muhammad, que la paz de Allah esté con él.

Uno debe creer que todos estos libros han sido abrogados por el Corán, significando que ahora es el único libro que debe ser obedecido después de la llegada del profeta final (Muhammad). El Corán combina todos los méritos de los libros anteriores y los complementa. Se debe saber que el Corán es una de las evidencias más grandes de que el Islam es la religión autentica, revelada por Allah (Dios) el Majestuoso. El Corán fue revelado hace 1.400 años. Desde ese día hasta hoy, ningún error o contradicción ha sido descubierto en el Corán, ni una letra fuera de lugar.

Descubrimientos científicos modernos revelados en el Corán aún se están descubriendo hoy en día. Desde que fue revelado hasta hoy, nada ha sido añadido ni restado del Corán, que no es el ¿Buscando la felicidad? caso con las revelaciones anteriores. Es por esta razón que tú puedes coger una copia del Corán en el lejano oriente y descubrirás que es exactamente igual como una copia en el lejano oeste. Si tú te tropiezas con una copia del Corán que tiene más de cientos de años de edad, también descubrirás que dice exactamente lo mismo que uno que se está imprimiendo actualmente, no podrás encontrar ni siquiera una letra de diferencia. Esto es debido a la protección de Allah sobre este libro, un libro que ha sellado todas las demás religiones.

Hablar sobre el Corán tomaría mucho tiempo, pero es suficiente para tí saber que no hay nada parecido en términos de literatura, el efecto que tiene sobre la gente, y en términos de pronosticar eventos del futuro e igualmente eventos que han pasado.

El creer en los profetas:

Esta se cumple por creer que Allah ha escogido a las mejores personas de la humanidad para enviar Su revelación y les ha ordenado que transmitan Su religión a la demás gente. Han habido muchos profetas, entre ellos están: Noé, Abraham, David, Salomón, Lot, José, Moisés, y otros, que la paz de Allah estén con todos ellos. Entre ellos está Jesús, y es imperativo creer que él fue uno de los mejores profetas, y se le debe amar y respetar. Quien lo odie y niegue que fue un profeta no es musulmán. Asimismo es obligatorio creer que Allah lo creó de sólo una madre, sin padre, ya que Allah fue capaz de creer a Adán sin madre ni padre.

Después de haber mencionado esto, ahora sabemos que Jesús fue un mensajero noble y no Dios, ni es el hijo de Dios. Él predijo la llegada de un profeta que vendría después de él; Muhammad el hijo de Abdullah, el último de los profetas, no habrá ningún profeta después de él. Él es Muhammad, el hijo de Abdullah, que la paz de Allah esté con él, quien fue enviado hace 1.400 anos, y es obligatorio para todos, que vinieron después de él hasta el Día del Juicio, creer en él, en su mensaje, y obedecer sus órdenes y prohibiciones.

Todos aquellos que han estudiado la biografía de este mensajero están de acuerdo que él es una gran persona, que ha sido concedido por Allah, con los mejores modales y características. Él tenía características que no estaban presentes en nadie antes de él, y no estarán presentes en nadie después de él. Cualquier cosa que leas sobre él, no importa que pequeño sea, confirmará lo que estoy diciendo.

Allah también le ha concedido evidencias que establecen la autenticidad de su profecía, que hace imposible dudar este punto. Después de haber sido concedido tales evidencias de su profecía, aquel que niega su veracidad le será imposible también creer en la autenticidad de cualquier otro profeta.

La creencia en el Último Día (el Día del Juicio):

Esto se cumple por creer firmemente que después de que se acabe esta vida, hay otra vida más completa. Hay una recompensa enorme y lujos maravillosos en ella, igualmente castigos (para aquellos que lo merecen). El lujo está en el paraíso y el castigo está en el infierno. Así que cualquiera que sea justo y crea en la religión del Islam entrará al paraíso, un lugar que contiene lujos y felicidades que no se pueden imaginar. Aquel que entre al paraíso continuará a vivir una vida llena de estos lujos por eternidad, donde la muerte no existe.

Y para aquellos que actúan mal y no creen en el Islam, ellos terminarán en el infierno que contiene fuego y castigos que no se pueden imaginar. Todos los fuegos de la tierra y los tipos de castigos no se comparan al castigo del infierno.

La existencia del castigo y la recompensa después de esta vida es un asunto que es reconocido intelectualmente, porque es imposible que el mundo exista y después simplemente se reduzca a nada. Esto sería un asunto insignificante, y nuestro Señor, el Creador, no se involucra en asuntos insignificantes.

El creer en el decreto divino:

Esto se cumple por creer que todo lo que ocurre en este mundo se debe al conocimiento y la voluntad de Allah. Nada ocurre excepto que Él lo desea, lo que Él no desea que ocurra no ocurre. Allah ha escrito todo en un gran libro (las escrituras guardadas y protegidas). Creyendo en el decreto divino también incluye creer que Allah creó todo.

Y los cinco pilares que se deben practicar son:

El Shahada (la declaración de fe):

Es diciendo la frase que es la llave para aceptar el Islam. Es el contrato entre el siervo y su Señor, haciéndolo parte de esta religión (el Islam):

"Ashhadu an la ilaha ila Allah, wa ashadu ana Muhammad abduhu wa rasulahu."

Atestiguo que no hay nada que se merece adoración salvo Allah, y Muhammad es Su siervo y mensajero.

Esto significa que una persona afirma y reconoce que la adoración se ofrece sólo a Allah, además de actuar de acuerdo a lo que requiere, que la religión del Islam es la religión correcta, que Allah es el único que se merece adoración, que todas las demás deidades y religiones son falsas o han sido abrogadas.

El Salat (la oración):

Es una combinación de dichos, acciones, e invocaciones específicas y maravillosas. La oración se realiza cinco veces al día y no toma mucho tiempo. De hecho, una oración puede durar menos de cinco minutos. La oración es la conexión entre el siervo y su Señor, le permite al musulmán tener confianza, tener paz mentalmente y espiritualmente, estar tranquilo y sin molestias (mundanas).

El Zakat (la caridad):

El musulmán rico debe dar una porción pequeña de su dinero a los pobres, 2.5 por ciento de su riquezas, para ser exactos. Es una cantidad pequeña, pero permite a la comunidad musulmana estar unida y tener misericordia entre ellos. Promueve la hermandad, el amor, y la preocupación entre los musulmanes. Y repito, el Zakat (la caridad), es sólo distribuido por los ricos y no los pobres.

El Saum (el ayuno):

Lo que significa el ayuno es que la persona abstiene de comer, beber, y relaciones sexuales durante el mes de Ramadan, cada año, desde la salida del sol hasta la puesta del sol. Los enfermos, los que están viajando, y lo demás que tienen razones validas son excusados del ayuno, a ellos se les permite comer y beber pero tienen que recuperar los días que faltaron el siguiente año si sus razones han pasado.

Ayunando tiene muchos beneficios para la salud, lo personal, y socialmente. Entre ellos están: darle al sistema digestivo un descanso, permitirle a los musulmanes crecer espiritualmente y practicar los buenos modales, y permitirle a los musulmanes estar conscientes de las necesidades de aquellos que no tienen la habilidad de conseguir suficiente comida para satisfacer sus necesidades durante el año entero. Por resultado, los musulmanes les tratan con humildad y se esfuerzan para ayudarlos.

El Hayy (el peregrinaje):

Es un acto de adoración que se debe cumplir una vez en la vida viajando a Meca. Los enfermos y aquellos que no tienen la habilidad financiera para realizar (el Hayy) son excusados. Hay muchos beneficios maravillosos del Hayy; la reunión de musulmanes de todo el mundo en un lugar donde se pueden conocer y mostrarse su amor. Además, los musulmanes realizan una purificación espiritual y rectifican sus costumbres debido a la experiencia en un ambiente tan espiritual durante en Hayy.

Esto debería ser una explicación suficiente sobre los méritos del Islam. Les llamo a todos los no-musulmanes que escuchen a una persona honesta que solo les desea el bien. Sálvense antes de que la muerte los tome por sorpresa, pues morir como un no-musulmán es una gran pérdida. ¿Sabes lo que significa morir como un no-musulmán? Significa que entraras al infierno, permaneciendo en él por toda eternidad. Esto es lo que Allah ha prometido para aquellos que mueren como no-musulmanes. Entonces, ¿cómo puedes ser tan imprudente a un asunto tan grave como este?

Te voy a hacer una pregunta, y espero que puedas contestarme sinceramente:

¿Qué tienes que perder si aceptas el Islam?

Si aceptas el Islam, tú puedes continuar a vivir tu vida diaria normalmente, pero en una manera más espiritual, organizada y agradable, y después de la muerte, tremenda felicidad y lujo eterno te espera.

Si tú alcanzas un nivel de certeza, sabiendo que el Islam es la religión verdadera, pero temes que aceptando el Islam te prohíbe disfrutar de los placeres que no puedes abandonar, entonces compara estos placeres temporales con el placer eterno (del paraíso). ¿Cuál de los dos es más importante?

Además, tú puedes aceptar el Islam y poco a poco tratar de reducir tales placeres, y si tú invocas a Allah con sinceridad, Él seguramente te ayudará. En cualquier caso, aceptando el Islam y siendo pecador es mejor que no aceptar el Islam en absoluto.

Si el rechazo del Islam es debido a que tienes una personalidad débil, la incapacidad de tomar una decisión importante, temor a lo que gente diga de tí, o de las burlas de la gente; sabed que estos son pensamientos que no son realísticos. Tú no serás el primer no-musulmán que acepta el Islam, muchos lo han hecho. Además, ¿puedes arriesgar tu propio bienestar y felicidad en esta vida y en la próxima simplemente porque temes la burla o la amonestación?

Este asunto se merece tu tiempo, contemplación, y reflejo profundo.

Mis últimas palabras (para ti): ¡No te pierdas! Le pido a Allah que te bendiga con la verdadera guía.

Dr. Saleh Abdul Aziz as-Sindi

Uno que te desea solamente el bien.

Traducido de acuerdo a la petición del Sheij Saleh as-Sindi para ser impreso y distribuido libremente.

¡Anuncios especiales!

¡Descubra Hablamos Islam Niños!